Feb 26

CONTABILIZACIÓN DEL IMPUESTO SOBRE SOCIEDADES SEGÚN EL ICAC

Nuestra asesoría fiscal en Madrid ha analizado la  Resolución del ICAC del pasado 9 de febrero de 2016, publicada en el Boletín Oficial del Estado el 16 de febrero de 2016, en la que se ha aprobado una nueva norma para la contabilización del Impuesto sobre Sociedades, la cual es de obligado cumplimiento para todas las empresas a las que les sea de aplicación el PGC, el PGC-PYMES o el NOFCAC,  independientemente de su forma jurídica, siendo de aplicación en las cuentas anuales individuales, así como en las consolidadas, para los ejercicios iniciados a partir del 1 de enero de 2015.

Entre las principales novedades introducidas por esta resolución del ICAC, destacamos las siguientes:

  • Los activos por impuesto diferido deberán figurar como tales, pudiéndose reclasificar en un crédito fiscal, como un activo por impuesto corriente, cuando se cumplan los requisitos que establece la norma tributaria.
  • Se podrá superar el límite temporal de 10 años para la recuperación de todos los activos por impuesto diferido, si la empresa muestra evidencias de la recuperación de sus activos en un plazo superior.
  • Respecto a la reserva de capitalización, consistente en la posibilidad de disminuir la base imponible previa en el 10% de los beneficios obtenidos, manteniendo esos beneficios no distribuidos en los fondos propios durante cinco años. Dicha reserva de capitalización deberá considerarse como un menor impuesto corriente.
  • La reserva de nivelación de bases imponibles, consistente en la diminución de la base imponible en un 10 %, cantidad que se añade a la base imponible de la entidad de los períodos impositivos que concluyan en los cinco años posteriores a la finalización del período impositivo al que se haya aplicado la minoración. En este caso la reserva de nivelación deberá registrarse como un pasivo por impuesto diferido.
  • En cuanto a la limitación de la deducibilidad de la amortización de los ejercicios 2013 y 2014 y de la actualización de los balances del año 2012, aunque el tipo de gravamen del Impuesto sobre Sociedades haya disminuido, los activos por impuesto diferido vinculados a estas operaciones, no deben corregirse.
  • Las entidades en régimen de transparencia fiscal, la parte de base imponible atribuible a los socios, deberá considerarse activo por impuesto corriente, que al no ser recuperable de forma directa por la sociedad, se deberá considerar un gasto de naturaleza tributaria.
  • Respecto a los impuestos extranjeros similares al Impuesto sobre Sociedades  español, habrá que tener en cuenta el efecto impositivo originado por la diferencia entre el valor en libros y la base fiscal en España de los elementos afectos.
  • Se elimina la regulación de la cuantificación de los créditos y los débitos originados por el efecto impositivo en las entidades de reducida dimensión con efecto a partir del 1 de enero de 2016, como consecuencia de la eliminación del tipo de gravamen especial para este tipo de empresas.